WIFI non free

Tener wifi en Nueva Zelanda no es fácil, o mejor dicho no es gratis. Prácticamente hay por todos los sitios pero todo pagando y no es barato. Aproximadamente 3NZ$ (unos 2€) por 20 minutos. Ademas puede que la compañía que utilices no tengas cobertura en el próximo lugar y pierdas el saldo restante. Tampoco tienes en bares o restaurantes incluido en la consumición. En fin, que la cosa se pone difícil.

¿Donde encontramos redes wifi libres?

  • En los Macdonalds. Pues si, una red abierta, solo hace falta estar dentro del local.
  • En los aeropuertos de Cristchurch y Auckland.
  • En el centro de Wellington. Te conectabas a la red cbdfree, en la primera conexión seleccionabas entre varios patrocinadores cual era el tuyo y a navegar.
  • En la biblioteca central de Auckland.

Y nosotros no encontramos mas.

Todas las redes gratuitas tenias una limitación de tráfico por día (unos 200mb)

Así que visto lo visto no se hace fácil, ni barato, conectarse a Internet. En nuestro caso, para actualizar el blog, utilizamos una tarjeta SIM prepago de 2degrees con un smartphone.

La tarjeta te la regalaban ya activada. Podías recibir llamadas y hacerlas a números gratuitos, los 800 que son como los 900 de España. Las conexiones de datos sin ningún plan cuestan a 50 cNZ$ el mega. No es barato, pero mandar todas las entradas del blog durante el viaje, ver alguna vez el correo y mandar algún mensaje nos contó 7NZ$. No está mal.

Esto retrasó nuestras primeras entradas del blog 😦

Anuncios

Auckland

image

Llegamos a Auckland, la ciudad mas poblada y cosmopolita del país (cosa que se nota al pasear por sus calles) y nuestro final del viaje. Este último trayecto lo hicimos en avión desde Christchurch, dejando con pena la autocaravana después de más de 4.000Km. Dedicamos la tarde a pasear por la calle Queen, calle comercial, y por los alrededores, especialmente hacia el este, donde encuentras pequeños locales de hostelería muy agradables.
Los ferris que cruzan la bahía son una forma de conocerla. Al día siguiente cogimos uno que te lleva hasta la isla de Rangitoto, isla de origen volcánico en la que ves los ríos de lava que la formaron.  El volcán está totalmente apagado y su cráter se ha llenado de vegetación al que llegas después de una ruta de una hora. Desde esta altura puedes ver toda la Bahía de Auckland.
Al regreso pasamos la tarde paseando por la ciudad ya con la mente puesta en el vuelo de vuelta de mañana.

Cristchuch

image

Corren los días y ya tenemos que dejar la autocaravana. Tomamos ruta a Chistchurch. Llegamos a la tarde y nos sobrecoge el estado del centro. Después de un terremoto en el 2010 y otro en el 2011 el centro a quedado muy damnificado.

image

Casi todo está cerrado, apuntalado, o derrumbado. Pusieron unos contenedores para algunas tiendas pero no queda nada de la ciudad animada que nos dijeron que era.
Dejamos la auto y preparamos las maletas para mañana.

Aoraki o monte Cook

image

El monte Cook, o Aoraki en Maori, y sus alrededores forman unos de los paisajes mas bellos. Todo el parque nacional Aoraki es una visita obligada. Tienes rutas para todos los gustos, desde la ruta de algo mas de una hora, hasta las de días. Nuestra suerte fue verlo despejado, totalmente limpio. El pico mas alto del país nos brindó un gran atardecer, una noche estrellada y un saludo al amanecer. El DOC (Departamento de conservación del parque) tiene un campin-aparcamiento desde donde puedes disfrutar del monte Cook hasta el último momento de luz. Tuvimos dudas si hacer esta etapa por problemas de tiempo, dudas que se disiparon nada mas llegar.
Al día siguiente, según nos alejábamos, nos despedíamos del Aoraki cuando las curvas de la carretera permitían verle.

Moeraki y Dunedin

image

Nuevamente estamos de ruta. Caminito, caminito, vamos recorriendo el país. En esta ocasión llegamos a Moeraki, el pueblecito de pescadores mas animado de Nueva Zelanda. Es sábado a la noche y vemos un peregrinar de gente hacía el pueblo (estábamos en un camping a 100m. del pueblo) ¿A donde irán? Pues a un pub. Un lugar muy animado, con gentes de todas las edades y música en directo. Solo nos faltaba una canguro 😉 En el pueblo hay también otro bar restaurante, justo al final del pueblo, con una decoración muy marinera, que merece una visita. Nuestra primera visita cultural del día fueron las rocas Moerakis. Son unas cuantas rocas esféricas, situadas en la playa. Al principio te parecen una tontería, pero de cerca sorprenden. Seguimos camino a Dunedín, principalmente para visitar la península de Otago y montar en un barco que te recorre los acantilados para ver muchos albatros y algunas focas. La falta de mas especies deslució un poco el paseo, pero eso depende de la época del año.

Queenstown

image

Seguimos camino a Queenstown. La ruta de hoy, como la de estos ultimos días, están siendo espectaculares. Solo el recorrido y las paradas que hagas en el camino son razón suficiente para venir a Queenstown. Pero hay mas…
Puenting, vuelo sin motor, kayak, rafting, paracaidismo y un largo etc de deportes de riesgo, pero sin riesgo 😉 Nos acercamos al primer puente en el que se les ocurrió tirarse atados de una cuerda. Es un bonito puente de finales del siglo XIX al que cuando hicieron uno nuevo le buscaron otra utilidad.

image

A este te puedes acercar y ver a los que se tiran o tirarte tu mismo :O Hay otro mas alto y mas nuevo pero hay que pagar para verlo.
Después de tanto riesgo, puedes disfrutar de los animados locales de la ciudad para tomarte una caña.

HASS PASS

Desde el glaciar Fox nos dirigimos a Wanaka cruzando por el Hass pass, la carretera que discurre a lo largo del recorrido del río Hass.
La verdad es que el trayecto es de una belleza impresionante, imposible de recoger en imagenes o de explicar con palabras. Desde que llegamos a la isla Sur, mientras recorremos la costa Oeste, no encontramos un sólo metro de paisaje que nos permita relajar la atención porque no es espectacular.
Es la hora de comer así que antes de atravesar el Hass Pass, tiramos de Lonely y nos desviamos 50Km hasta Jackson Bay para conocer una apartada aldea de pescadores.

image

Bueno, la aldea como tal no existe, sólo cabañas y cámaras frigoríficas, pero en una vieja caravana comimos sopa y tortilla de chanquetes con unas preciosas vistas sobre la bahía y los montes nevados.
Y al final del día llegamos a Wanaka, situada a los pies de un Lago sobre el fondo del Aspiring National Park. Otro paisaje de postal.

image